Para llevar a cabo cualquier actuación relacionada con la construcción, es condición previa la compra venta de terrenos en Tenerife. Un aspecto muy importante a la hora de llevar a cabo la compra del terreno es el tipo de suelo que se compra, puesto que el suelo va a determinar qué tipo de actuaciones se pueden desarrollar en él. El tipo de suelo determina qué tipo de construcciones se pueden levantar en él.

Por supuesto, el tipo de suelo determinará el precio de la compra venta de terrenos en Tenerife. De ahí que el urbanismo haya sido uno de los aspectos más controvertidos de la política durante las últimas décadas, sobre todo en el ámbito local. Según la legislación actual podemos distinguir básicamente suelo urbano, urbanizable y rústico o no urbanizable.

El suelo urbano es aquel que está plenamente integrado en la estructura urbana. Este tipo de suelo debe contar obligatoriamente con las infraestructuras y servicios estipulados por la legislación urbanística. Debe contar con suministros de energía eléctrica y agua. En cuanto a la construcción, la normativa urbanística autonómica establecerá los porcentajes que deben dedicarse a cada modalidad, bien sea vivienda, protegida o libre, equipamientos u otro tipo de aprovechamiento. A este tipo de suelo pertenece el situado en los núcleos rurales. Este tipo de suelo puede ser urbano consolidado y no consolidado. La diferencia radica en la densidad de construcción.

Otra modalidad de suelo es el suelo rústico o no urbanizable. Su principal característica es que no es susceptible de transformación urbanística. Se va a emplear para ciertos usos muy concretos, como la agricultura y la ganadería. Solo se podrán llevar a cabo determinadas construcciones estipuladas por la normativa. A medio camino está el suelo urbanizable, que es el suelo susceptible de ser urbanizado.

Si estás pensando en comprar terrenos, cuenta con Fundo y Madelar. Tenemos lo que buscas. ¡Ven a vernos e infórmate!